logo
My Profile

El vergonzoso arbitraje de Schoeters en el Real Madrid-Rijeka de Copa UEFA de 1984 y la 'expulsión' del sordomudo Desnica

Tue 09 June 2020 | 14:46

En Goal hemos querido recordar qué fue lo que pasó realmente en aquel Real Madrid-Rijeka y qué sucedió con el extremo sordomudo Desnica

Sucedió el 7 de noviembre de 1984, en el partido de vuelta de dieciseisavos de la Copa de la UEFA 1984/1985.  Hoy, muchos años después, sigue siendo uno de los episodios arbitrales más recordados e inexplicables de la historia. Se enfrentaban Real Madrid y Rijeka en el Bernabéu. En el partido de ida, el conjunto croata se impuso por 3-1. En la vuelta, el Madrid remontó (3-0) impulsado por una actuación arbitral vergonzosa del belga Roger Schoeters. En Goal hemos querido recordar qué fue lo que pasó aquella noche, qué se escribió y qué pasó realmente. 

El escandaloso arbitraje de Schoeters y la 'expulsión' del sordomudo Desnica

Schoeters expulsó por doble amarilla al extremo sordomudo Desnica. Un hecho que ha rememorado ahora el propio Desnica, en una entrevista al programa ‘Què t’hi jugues’, de la Cadena SER, en la que ha manifestado: “Todavía hoy sigo sin entender por qué me expulsó. ¡Es incomprensible! El árbitro pitó una falta, pero yo no oí el silbato y seguí corriendo. Cuando vi que todo el mundo se paraba decidí lanzar el balón fuera y me sacó amarilla. Después me expulsó. La explicación que me dio es que había protestado. Increíble”, sostiene.

Desnica recuerda que el colegiado ayudó descaradamente al equipo local: “El árbitro nos destrozó literalmente con las tres expulsiones, decidió robarnos el partido”, explica el ex jugador, que hoy tiene 63 años. “Me expulsó de forma injusta y utilizó todas las técnicas posibles para evitar la victoria del Rijeka. El penalti que pita es inventado y el Madrid solo fue capaz de marcarnos después de tres expulsiones y un penal inventado”, añadió. Por último, Desnica comentó en la Cadena SER que “todo el mundo sabe que el Rijeka fue superior" y que "la UEFA decidió suspender de por vida al árbitro y creo que es la mejor decisión que podían tomar. Ayudaron al Madrid porque hubiese sido una vergüenza para ellos que un modesto les eliminara”, dijo. 

La 'versión Desnic'a.. y la que reflejan las escasas imágenes del partido

Volvamos al sordomudo Damir Desnica. Muchos medios, incluido el propio jugador después de muchos años, sostienen que fue expulsado por protestar al árbitro... siendo sordomudo. Sin embargo, curiosamente, las escasas imagenes de aquel partido, televisado por RTVE, muestran una primera tarjeta a Desnica en los primeros minutos, por protestar o por perder tiempo - hay versiones contradictorias-, mientras que la segunda tarjeta amarilla...no se produce por una protesta, sino que llegaría en el segundo tiempo, tras una dura entrada efectuada a un jugador madridista. Es decir, que.. o las imágenes están manipuladas o el que miente es Desnica. También serían expulsados Milenkovic y a falta de dos minutos, Ticic.

Butragueño reconoció que no había habido penalti... y Molowny montó en cólera

El gol inicial del Madrid llegó tras un penalti cometido sobre Butragueño, que desató las iras de los defensas del Rijeka, que juraban y perjuraban que no le habían tocado. El Madrid lanzó y marcó. Después pasó al ganar 3-0. Tras el partido, Emilio Butragueño atendió a los periodistas. Al ser preguntado sobre la jugada del penalti que sirivió para que el Real Madrid se adelantase 1-0, "El Buitre" fue lo más sincero posible, reconociendo que no había sido penalti. El 'señorío' del "Buitre", reconociendo un "piscinazo" claro que había visto todo el mundo, menos el árbitro, provocó que el manager del Real Madrid, Luis Molowny, montase en cólera, acusando a Butragueño de tener "una postura lamentable". 

"El árbitro echó una mano al Real Madrid"

Ese fue el título de la crónica de "Mundo Deportivo" aquel 7 de noviembre de 1984, para ilustrar la victoria madridista por 3-0, firmada por su corresponsal Jesús Alcaide. Aquel periodista que hoy, paradojas de la vida, es comentarista del canal oficial del club blanco, Real Madrid TV, condición que invita a pensar que no es, precisamente, antimadridista. En su crónica, Alcaide explicó que "la actuación del árbitro fue claramente casera", escribió que "el belga de marras fue un madridista más" y reconoció "es claro que difícilmente el Madrid habría podido superar la formidable barrera rival sin la gran ayuda del trencilla, que expulsó a tres jugadores del Rijeka  y se tragó un claro penalti en el área blanca". El título de la crónica fue muy gráfico: "El árbitro echó una mano al Madrid". Por su parte, "Diario 16" no se anduvo por las ramas: "El árbitro clasificó al Madrid con su vergonzoso arbitraje".  Y an "As", el maestro Sarmiento Birba escribió "el árbitro estivo tarjetero y casero, dejando a los yugoslavos con ocho hombres". Cristalino. 

"Un árbitro belga arrolló al Rijeka en el Bernabéu"

Así tituló la crónica de aquel partido el diario "El País", firmada por José Damián González. En su interior se podía leer "Roger Schoeters es un funcionario de la Hacienda belga. Por la vestimenta negra y el silbato que lució ayer, también ejerce, al parecer, de árbitro", así como un epitafio final concluyente: "Un partido y un arbitraje europeos en el Bernabéu". Por su parte, el diario 'ABC' titulaba así su crónica: "Los errores arbitrales favorecieron al Real Madrid para eliminar al Rijeka". Ignacio Torrijos describía: "Tres expulsados y un penalti injusto como llave del triunfo blanco", al tiempo que aportaba como clave, para entender el choque, "lo solícito que estuvo el árbitro para aliviar las urgencias del Madrid", haciendo hincapié en el penalti inexistente que el árbitro pitó a favor del Madrid, describiéndolo así: "Concedió un penalti en el minuto 68 cuando Butragueño simuló una falta inexistente dentro del área". 

"Marca" no vio un arbitraje "tan casero como pueda parecer"

Por su parte, el diario deportivo "Marca", a través de su cronista, Berlarmo, no vio tanta parcialidad arbitral como el resto de la prensa española. “Podría pensarse que el árbitro belga fue un madridista más, pero su arbitraje no fue tan casero como pueda parecer", escribió. Eso sí, reconoció que el colegiado "no vio o no quiso ver un claro penalti sobre Desnica" y que "dejó a los balcánicos en calzoncillos". 

El entrenador del Rijeka dijo: "Lamentablemente, hoy ha perdido el fútbol"

Al final del encuentro, según los cronistas de la época, los croatas increparon duramente al colegiado de la contienda, mostrando su frustración por la eliminación. Incluso alguno de ellos prifirió insultos al árbitro, mientras que otros llamaban la atneción de los periodistas pronunciando la palabra "money" (dinero) y tratando de explicar que el Madrid habia comprado al árbitro. Al ser preguntado por el colegiado, Amancio Amaro, entrenador blanco, comentó: "El ´árbitro estuvo correcto y castigó las pérdidas de tiempo". Por su parte, Skloblar, técnico del Rijeka, fue lapidario en su juicio sobre aquella noche: "Lamentablemente, hoy ha perdido el fútbol. Mis jugadores están llorando en el vestuario".

Rijeka acabó con ocho jugadores y el Madrid fue campeón de aquel torneo

El Real Madrid, que necesitaba dos goles para superar la ronda eliminatoria, marcó tres. El primero, de penalti inexistente, cuando jugaba contra diez. El segundo y el tercero llegarían cuando ya jugaba contra nueve. Al final, el Rijeka acabó con ocho. El cuadro blanco remontó la eliminatoria, pasó a siguiente ronda y acabó siendo campeón de aquella competición.


source: SportMob
Related News