logo

Andrew Veitch: El extraño caso del último británico del Athletic

Wed 13 May 2020 | 10:30

El Athletic ha contado a lo largo de su historia con una gran cantidad de anécdotas, pero pocas como la del último británico que jugó en Bilbao

La historia del Athletic Club está plagada de anécdotas, pero ninguna como la de Andrew Veitch, el jugador que ganó hasta dos Copas del Rey con el Athletic a principios del siglo XX, y que, lejos de ser una leyenda, o, al menos estar registrado en la web del club, no hay constancia de su paso por Bilbao. ¿Por qué? El periodista Lartaun De Azumendi aclara, a través de un hilo de 43 tuits, todo lo que ha sucedido con Veitch, nacido el 15 de agosto de 1887 en Castle Cary, Somersetshire.

La historia, recopilada por Lartaun De Azumendi, comienza con la búsqueda de Martyn Veitch, que es el que aparece en la web del conjunto rojiblanco. Sin embargo, tampoco aparece por este nombre. Es en este punto donde el argumento empieza a virar, ya que no existe ningún Martyn Veitch, ya que es la unión de los apellidos de dos jugadores, Martyn y Veitch, y la desaparición de la conjunción copulativa es lo que generó, de acuerdo con la historia, la confusión respecto a la identidad de este misterioso jugador.

Veitch, según la historia, llegó a la ciudad vizcaína en 1910 para disputar la Copa de ese año junto a un pequeño grupo de jugadores, después de que el directivo del Athletic enviado a Inglaterra, Teodor Seebold, recibiera la negativa de Frederick Pentland. A pesar de su 'no', éste le consiguió al dirigente un nutrido grupo de jugadores, entre los que destaca Veitch.

En ese momento, el fútbol no era concebido como ahora, con sueldos millonarios y jugadores profesionalizados. Todo lo contrario, los jugadores eran 'amateurs' a principios de siglo y el poder estar dos meses ganando dinero en España les venía muy bien a los primeros futbolistas. De hecho, gracias a la ayuda de Veitch, entre otros jugadores, el Athletic fue capaz de ganar la Copa de España de 1910.

EL ESPANYOL, ÚLTIMO ENCUENTRO OFICIAL DE UN BRITÁNICO EN EL ATHLETIC

Apenas un año después, fue el único que repitió la experiencia, y fue acompañado en esta ocasión por Sloop y Martin, que a pesar de jugar el primer choque, ante el Fortuna de Vigo, pero tuvieron que retirarse del torneo copero por una denuncia de la Real Sociedad, ya que el reglamento imponía que los extranjeros debían haber vivido al menos 6 meses en nuestro país para poder competir en las competiciones, valga la redundancia.

A pesar de que Sloop y Martin se fueron, Veitch pudo quedarse. ¿El motivo? El haber disputado la edición del año anterior hizo que pudiera quedarse. De nuevo, el Athletic volvió a conquistar la Copa y él fue clave, marcando en los tres partidos que disputaron y la final, ante el Espanyol, que ganó el cuadro rojiblanco por 3 goles a 1, supuso un cambio histórico en la filosofía rojiblanca.

A partir de ese momento, el Athletic decidió solo competir con jugadores de casa, lo que supuso que el británico Veitch no volviera a vestir jamás la camiseta con la que conquistó 2 Copas. Sin embargo, el 17 de abril de ese mismo año, tanto Veitch como Sloop (o Hesloop, dependiendo de las versiones) jugaron un amistoso ante el Civil Service, perdiendo por cero goles a dos, y suponiendo que nunca más un jugador de las islas volviera a ponerse la camiseta del Athletic Club de Bilbao.

Parecía que Veitch se había marchado para no volver... pero no. Regresó a San Mamés con los Wanderers. A medida que fue pasando el tiempo, De Azumendi fue investigando sobre Martyn Veitch y ahí descubrió el misterio. Resultó que ese nombre apareció con la supresión de la conjunción copulativa "y", ya que siempre se nombraban por Sloop, Martyn y Veitch y lo más posible es que alguien se hubiera olvidado de añadir la conjunción. Ese fue el nacimiento de Martyn Veitch.

En primer lugar, se buscó por el apellido, Veitch, pero poco se encontró, más allá de que, algunos emigrantes en Irlanda, Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos, que la mayoría de personas con ese apellido vivían en Escocia y en el norte de Inglaterra. Es por eso que, tirando de la opción del equipo con el que había jugado en San Mamés, los Wanderers, se pudo descubrir algo más del rastro de este talentoso jugador.

Este equipo ni siquiera un equipo, ya que era un conjunto que realizaba giras de vez en cuando por Europa. Lo más curioso residía en su condición para entrar en este combinado: que el candidato hubiera jugado con Inglaterra amateur. Casi nada. Es por ello que la deducción de que Veitch tuvo que jugar con la selección en ese nivel, se hizo prácticamente una obviedad.

Buscando a Veitch, en una web francesa apareció un tal A.Veitch, que jugó con los Wanderers el 1 de noviembre de 1913 ante el USFSA en la goleada de este equipo, además marcando el tercer tanto. De acuerdo a la reseña que aparece en dicha web francesa, este jugador jugaba en el Stockton en aquel momento y fue internacional amateur ante Alemania y Holanda.

TERCERA COPA CONSECUTIVA, UN REGISTRO DE LEYENDA

Acerca del Stockton, equipo al que pertenecía Veitch, hay que decir que se fundó en 1882, y fichó al ex del Athletic apenas una campaña después de marcharse de Bilbao.

Al comprobar las fotos del encuentro amateur de los Wanderers con una de Martyn Veitch, se descubrió que ambos eran prácticamente idénticos, lo cual enciende las sospechas de que ambos pudieran haber sido la misma persona. Además, 7 meses después de todo esto, los English Wanderers disputaron dos choques en Gante, ganando 8-1 y 2-0. En ambas aparecía el tal A.Veitch. Pero, ¿quién podía ser, qué nombre se escondía detrás de una simple inicial?

En estas, aparece otro de los grandes giros de la historia. Apenas dos semanas después de estos encuentros, el cuadro británico se fue a Bilbao para verse las caras con el Athletic y un equipo conjunto entre los bilbaínos y el Racing Club de Irún. Hay que tener en cuenta que para ser el regreso de un héroe de dos Copas, casi nadie en la prensa se percató en la vuelta de una de sus figuras. José María Mateos en La Gaceta del Norte fue el único que le citó, aunque de nuevo, no se desveló lo que se escondía detrás de la inicial.

En el Stockton FC, equipo en el que competía de forma regular, estuvo 3 años, y llegó a disputar la final de la FA Amateur Cup en 1912 ante el Eston United, teniendo que jugar dos partidos debido a que en el primero se empató. En el desempate, el Stockton fue capaz de marcar un gol y Veitch logró un triunfo inédito para la época: ganar 3 Copas de forma consecutiva en dos países distintos.

Entonces, siguiendo la pista de la norma de los Wanderers, exigiendo que para entrar había que haber jugado en Inglaterra amateur, se descubrió que nuestro protagonista había debutado el 21 de marzo de 1913 ante Alemania, en la contundente victoria ante los germanos. Se acabó el misterio, por fin se podía confirmar que Martyn Veitch era, en realidad Andrew Veitch.

RECLUTA VOLUNTARIO EN LA I GUERRA MUNDIAL

Solo jugó dos encuentros con Inglaterra, ya que en 1914 se produjo el estallido de uno de los mayores eventos de la historia: la I Guerra Mundial. Hasta 17 jugadores del Stockton, entre los que estaba nuestro protagonista, fueron llamados a filas, según recoge en un breve el diario 'The Daily Citizen' el día 30 de noviembre. Sin embargo, no es la fecha real en la que Veitch se alista realmente en el ejército.

Apenas dos meses antes, en septiembre, Veitch se presenta de forma voluntaria para recalar en las filas del ejército inglés. En ese momento, "Andrew Veight tiene 27 años el día del alistamiento. Mide 183,5 (la media en el Reino Unido en 1914 era de 1,66) y pesa 65 kilos. De complexión delgada, tiene los ojos azules y el cabello castaño claro. Profesa el anglicanismo. El sargento George Foggin lo considera apto", como relata de Azumendi.

Otra cosa a tener en cuenta de Veitch es su humildad, ya que se alistó de soldado raso, cuando lo podría haber hecho de oficial. Era ingeniero y antes de la guerra trabajaba como topógrafo en una mina de carbón. Con el número 46930, embarcó el 21 de abril de 1915, con el Real Cuerpo de Señales de Ingenieros a Francia, donde con la 20ª Compañía Ligera participó en numerosas batallas, la mayoría correspondientes a la Batalla del Somme y de la Tercera Batalla de Ypres o la Batalla de Passchendaele.

Durante casi cuatro años, interviene en todas las batallas que sean necesarias y, a pesar de que la guerra acaba en noviembre de 1918, Veitch no se licencia hasta el 6 de junio de 1919. Durante la guerra, se casó con su novia, Josephine, y finalmente, en 1970, a los 83 años, Andrew Veitch falleció en Conwy (Gales), cerrando una de las historias ocultas más apasionantes y misterioras de la historia del fútbol.


source: SportMob

DISCLAIMER! Sportmob does not claim ownership of any of the pictures posted on this website. Again, we do not host pictures or videos ourselves. Our authors merely link to the rightful owner. Lastly, Sportmob have carefully considered and reviewed all of its content. Despite that, it is possible that some information might be out-dated or incomplete.