logo
My Profile

"Si te gusta la pizzza, comé pizza"

Tue 22 October 2019 | 22:09

<p>&ldquo;Que no nos confundan. Ese es el camino. A nosotros nos gusta la pizza. Si te gusta la pizza, com&eacute; pizza. No comas otra cosa&quot;. Simeone, el Mois&eacute;s rojiblanco que liber&oacute; a los colchoneros de las cadenas de la mediocridad, el tipo que avanza para descubrir si ser&aacute; capaz de ver la tierra prometida que otros le dicen que es imposible, sabe qu&eacute; tierra pisa. Su equipo est&aacute; en construcci&oacute;n, est&aacute; falto de confianza, tambi&eacute;n de chispa y sobre todo, est&aacute; hu&eacute;rfano de contundencia. Cuestiones capitales que a otro equipo le habr&iacute;an condenado en Europa. Eso s&iacute;, miren ustedes por donde, en un bache de juego multifactorial, el grupo trabaja, cree e insiste. Y eso, a la larga, suma. Y vale un tesoro, porque es en la dificultad donde se miden las convicciones de un grupo. Si sabes sufrir, sabes competir. Y si sabes competir, est&aacute;s cerca de ganar.</p> <p>El simulacro de partido &ndash; en realidad fue una lucha del propio Atleti contra sus l&iacute;mites y sus miedos particulares- consisti&oacute; en una suerte de tortilla de aspirinas, donde una migra&ntilde;a permanente golpe&oacute; en serie al equipo de Simeone, que tiene mucho por mejorar y que, por momentos, parece peleado con el bal&oacute;n. En mitad de un partido f&iacute;sico, t&aacute;ctico, trabado y &aacute;spero, ante un rival que si perd&iacute;a estaba fuera, el Atleti hab&iacute;a perdido el rastro de migas de pan para llegar al gol. Y Simeone, el se&ntilde;or de negro que hered&oacute; un muerto y devolvi&oacute; un campe&oacute;n, el tipo que podr&iacute;a pasarse sentado sobre su dignidad los pr&oacute;ximos cincuenta a&ntilde;os, agit&oacute; la coctelera. Con la lesi&oacute;n de Gim&eacute;nez apost&oacute; por Hermoso &ndash; acierto-, ante la inoperancia de Correa busc&oacute; juego interior con Lemar &ndash;l&iacute;nea-, y viendo que las cosas no le sal&iacute;an a Koke, se la jug&oacute; con Morata &ndash; bingo-, el autor del gol. Tres cambios, tres aciertos.</p> <p>Si el choque era un plebiscito popular instigado por los nost&aacute;lgicos de los a&ntilde;os de la Intertoto, no cay&oacute; esa breva. Si el encuentro era el sue&ntilde;o h&uacute;medo de los que salivaban con la idea de publicar la esquela del Cholo en portada, tendr&aacute;n que esperar a mejor ocasi&oacute;n. Si alguien se plante&oacute; el partido como una ocasi&oacute;n de oro para pitar al Cholo y sus muchachos, el rugido del estadio fue el juez &uacute;nico de la contienda: la gente del Atleti, critique o no un cambio, un once o un estilo determinado, est&aacute; con Simeone. Si alg&uacute;n atl&eacute;tico impostado confunde criticar una decisi&oacute;n de Simeone con silbar cuando la gente le canta en el estadio, deber&iacute;a interiorizar que, en el fondo, est&aacute; muy orgulloso de ser como los &ldquo;otros&rdquo;.</p> <p>Si los atl&eacute;ticos contaminados con las &iacute;nfulas del nuevo rico, las encuestas de todo a cien y que creen a pies juntillas la gran mentira medi&aacute;tica de la &ldquo;mejor plantilla de la historia&rdquo; creen que Simeone va a dejar de trabajar para contentar o&iacute;dos, van listos de papeles. Si alg&uacute;n &ldquo;hater&rdquo; profesional del Cholo cre&iacute;a que por fin iba a poder pegarle como si fuera una pi&ntilde;ata, acus&aacute;ndole de cag&oacute;n, el argentino apost&oacute; todo al impar y rojo, arriesgando para buscar un gol que el grupo encontr&oacute;. Y si alg&uacute;n falso profeta so&ntilde;aba con m&uacute;sica de viento generalizada por un empate, tuvo que ahogar sus penas viendo c&oacute;mo el Atleti abrazaba el triunfo de la &uacute;nica manera que conoce, del &uacute;nico modo posible y con el resultado que m&aacute;s irrita a los que le odian: sufriendo, insistiendo y por uno a cero. Moraleja: &ldquo;Si te gusta la pizza, com&eacute; pizza&rdquo;.</p>


source: SportMob