logo

El Caso AZ Alkmaar - Eredivisie: El campeón al que no le dejan serlo

Wed 29 April 2020 | 7:27

La Eredivisie suspendió el fútbol. Ajax y AZ son líderes con 56 puntos pero se otorga la 1ª plaza Champions a los de Ámsterdam. ¿Es justo? Analizamos.

La toma de decisiones acerca de cómo se podrá reestructurar el fútbol en todo el mundo sigue su curso, tan irregular y baldío, que avanza a un paso extremadamente lento para todas las partes implicadas. El choque entre los Gobiernos nacionales de cada país implicado en la lucha contra la pandemia del Covid-19 y las medidas que quiere imponer a nivel global la UEFA como máximo estamento futbolístico europeo, aseguraba disputas casi para cada paso.

Los Paises Bajos, uno de los territorios donde se trató la pandemia bajo el llamado “confinamiento inteligente", que fue calculado por un grupo de expertos en salud global, prefirió amortiguar los golpes sociales, económicos y psicológicos del aislamiento de su sociedad sin ser “extremistas”. Es decir, que a excepción de los servicios donde hay que tener contacto de piel con los clientes como peluquerías, estética y burdeles, el resto de locales, ya sea una ferretería, una panadería o una floristería, han estado abiertos y no llegaron a cerrar a nivel global, solamente mostraban a sus trabajadores con guantes y mascarilla, así como las recomendaciones de guardar distancia. Si se cerraron escuelas y universidades (hasta 28 de abril según último estudio) pero, por ejemplo, los bares, restaurantes y cafeterías que venden cannabis, pese a estar cerrados, están vendiendo a domicilio en grandes sumas. Todo esto, según sus baremos, hace que “se conserve la cabeza fría y no reaccionemos exageradamente encerrando a todos en casas. Y, pese a todo… la infección se está extendiendo tan rápidamente que el país ya registra una de las tasas de mortalidad más altas del mundo. Ahí está la clave de sus últimas decisiones en torno al retorno del fútbol y de la Eredivisie.

Por ello, pese a las indicaciones y hasta amenazas de la UEFA, la Federación Neerlandesa declaró desierta la Eredivisie 2019/2020, por lo que no habrá ningún campeón. La decisión, evidentemente, iba a tener polémica y debate porque esa primera plaza estaba en este momento compartida por Ajax y AZ Alkmaar, que sumaban 56 puntos a falta de 9 jornadas por disputarse. Sin embargo, en esas decisiones respecto a la suspensión de la Eredivisie, se otorgó al primer puesto para la próxima Champions League al Ajax y el segundo lugar al AZ.

¿Qué supone esto? ¿Es justo? ¿Qué dice el reglamento?

Lo primero, la decisión siempre será injusta teniendo en cuenta lo igualado que estaba el campeonato y, desde luego, que el equipo de Ámsterdam tendrá que jugar una fase previa (el campeón holandés está obligado a jugarla y no accede directamente a la fase de grupos final salvo un caso concreto que tiene tintes de poderse dar este curso) mientras el cuadro de Alkmaar, tendría que luchar en dos fases previas para alcanzar esa meta de la Champions League en su fase de grupos definitiva. Es más, el Ajax, sólo tendría que disputar una fase previa en caso de que el ganador de la Champions de este curso, que no sabemos cómo se solventará, no llegara a clasificarse bajo el formato de su campeonato nacional.

“El AZ Alkmaar no está de acuerdo con la distribución de los puestos europeos”, dijo el club en un comunicado nada más conocer la decisión de la Federación, acusándola de no buscar un consenso mayor a la hora de aplicar los criterios de la UEFA, que había pedido que se atendieran únicamente los méritos deportivos. El equipo del norte, cuya ciudad no alcanza los 100.000 habitantes, ha sido la gran revelación del curso neerlandés y pese a haberse convertido en el nuevo siglo en un cuadro capaz de competir de manera regular en los primeros puestos, también descendió hace unas campañas y estaba encontrando su mejor versión histórica, pues tenía posibilidades de lograr el tercer título liguero de su humilde historia.

Con la base de reglamento en la mano, la más sólida de las versiones para decidir en caso de duda, el Ajax habría sido campeón si el campeonato hubiera terminado ahora mismo. Y es que la Eredivisie sostiene que, en caso de empate a puntos, prioriza la mejor diferencia de goles en el global de la temporada. Y no es un criterio nuevo. El artículo 17.4a aclara este aspecto. "Cuando dos o más equipos se disputan un título de liga, las plazas que conducen a ascensos o descensos o que deciden la participación en competiciones internacionales, la diferencia de goles es decisiva si la cantidad de puntos alcanzados es igual. Si la diferencia de goles es la misma, el número de goles a favor es decisivo. Si el número de goles también es el mismo, el resultado total de los goles marcados en los partidos como visitante cuentan el doble. Si el resultado total también es el mismo, se jugará un partido de desempate o una serie de partidos de desempate”, concluye el reglamento. Los de Ten Hag tienen +45, con 68 goles a favor y 23 en contra. Mientras, los dirigidos por Arne Slot, tienen +37, con 54 goles marcados y 17 encajados.

Esta tabla gráfica detalla los "Puntos Esperados", lo que permite revisar la puntuación liguera que se esperaba que tuviera cada equipo, en base a los goles esperados. Esta métrica permite medir la calidad y la cantidad de las ocasiones que crea un equipo e indica cuántos goles podría esperar anotar en base a la cantidad y calidad de ocasiones que crea durante un partido. Los datos son acumulados de la temporada y, evidentemente, se refleja en ella la relación entre puntos conseguidos y puntos reales. Si es negativo, el equipo debe tener más puntos y si es positivo, el equipo debería haber tenido menos puntos. En verde, son los equipos más beneficiados y en rojo los más perjudicados con esta clasificación. Dicho esto, el AZ Alkmaar es el segundo club con mejor balance (+7,30 puntos más de lo esperado, sólo superados por el Willem II).

¿Qué opina el Ajax de la decisión final?

Aquí radica otra de las contradicciones del campeonato suspendido en los Paises Bajos, y es que pese a que el Ajax va a estar presente en la próxima Champions por ser el primer clasificado, insisto que NO va a ser oficialmente Campeón. Esto, que para muchos puede parecer algo menor, no lo es en este caso porque, ojo, el equipo de Ámsterdam tendría que pagar una importante prima a sus jugadores si se les otorgara de una manera oficial y definitiva ese honor. Algo que, teniendo en cuenta la dificultad financiera que se presupone de un momento de interrogaciones en sus patrocinios, no beneficia para nada al club.

“¿Cómo fue Campeón el PSV en 2007? Debido a un solo gol, porque fue un gol lo que les dio mejor diferencia de goles y, por tanto, el título. He escuchado muchas tonterías sobre si Ajax o AZ deberían ser campeones. Somos líderes, no entiendo que la gente diga que AZ se lo merece más. ¿No cuenta la diferencia de goles ahora?”, destacó esta semana la estrella del Ajax, Hakim Ziyech, que no tiene dudas sobre cómo debe decidirse todo.

¿Por qué existe la teoría generalizada de que el AZ Alkmaar ha sido tratado injustamente?

Lo primero que hay que destacar en este sentido, es la actitud un tanto dubitativa del los de Alkmaar, pues eran (junto a Ajax, PSV, PEC Zwolle, Fortuna Sittard y RKC Waalwijk), uno de los clubes que solicitaron hace ya semanas, en la Asamblea del campeonato, poner fin a la temporada. Eso, daba conformidad aparente a lo que sucedería más tarde, pero al tomarse definitivamente la decisión, se ha sentido injustamente tratado.

Todo tomó forma y creció, cuando se instaló poco a poco en el país esa opinión que recalca que no parece ni justo ni ético, tomar el reglamento en su 100% de realidad porque el escenario no lo es, sino que responde a un contexto muy concreto y absolutamente atípico. Principalmente, porque el AZ, más allá de ser el equipo revelación, el más divertido, el más valiente y el que había roto las estadísticas siendo el verdadero rival ajaccied (y no PSV Eindhoven o Feyenoord, que están por detrás), además, ganó los dos encuentros directos que disputaron ante el Ajax. Fue capaz de vencer 1-0 en su estadio y, por si no fuera suficiente, ganar 0-2 en el Johan Cruyff Arena. Estos datos hicieron crecer los argumentos de quienes creen que si el AZ fue capaz de vencer dos veces en esta temporada al Ajax, también debería ser nombrado campeón de la Eredivisie (algo que, insisto, NO es la decisión final porque, al estar suspendido el curso, ni tan siquiera el Ajax ha sido nombrado como tal aunque disfrute de los beneplácitos que se presupone del ganador).

Recuerdo que el AZ apareció en primer plano para la gran mayoría del público internacional, en el año 2009, cuando firmó una de las mayores sorpresas del futbol europeo al vencer la Eredivisie (segunda de su historia) en el regreso de Louis Van Gaal a los banquillos tras años aislado. Pese a que, tras Van Gaal, pasaron técnicos reputados como Koeman, Advocaat o Van Basten, ninguno pudo repetir aquello e incluso el club se vio envuelto algunas temporadas en problemas clasificatorios en zona baja tras declararse la quiebra y tener que empezar casi de cero, cambiando patrocinios y hasta el nombre de su estadio. Reaccionó rápido y, tras años regresando poco a poco a zonas más nobles, estalló este curso, donde su proyecto ha sido de los más atractivos ya no sólo de Holanda, sino de Europa.

¿Cómo es el proyecto del AZ Alkmaar? ¿Por qué su gran año?

Casi podríamos destacar cualquier aspecto del engranaje que ha permitido al AZ ser uno de los más atractivos, divertidos e impactantes equipos de la temporada. El primer punto sería su entrenador, un semi-desconocido como Arne Slot, que con 41 años, tenía un currículum absolutamente por escribir, flato de renglones que sumaran experiencia y ausente de méritos que pudieran alcanzar a pronosticar un desenlace tan increíble como el actual. Fue un centrocampista de fortaleza, llegada y capacidad para remate final, que jugó en NAC Breda, Sparta de Rotterdam y, sobre todo, PEC Zwolle, club donde se formó, alcanzó el profesionalismo y se retiró tras 400 partidos en la Eredivisie y 100 goles. Nada más poner fin a su carrera en el césped, se quedó en Zwolle para entrenar a los juveniles del club un año. El Cambuur ascendió a primer nivel y lo colocó como asistente tres temporadas, hasta que en 2017, llegó al AZ para ese mismo rol secundario (de Van den Brom, el principal) hasta que en julio de 2019, fue oficialmente elegido primer entrenador, algo que jamás había ejercido. Lo cual, nos lleva a recalcar que Slot está, aun ahora, en su primera campaña como entrenador solitario en élite y estaba obrando una auténtica proeza.

Su equipo siempre jugó el habitual 4-3-3 que prolifera siempre como intocable en el fútbol neerlandés, pero la raíz de su éxito se potenció por el gran salto competitivo alcanzado por varios de sus jugadores, realmente desconocidos para la élite hasta este curso. Una mezcla casi perfecta de habilidad en la zona de definición, creación de ocasiones y alternativas ofensivas, a la vez que solvencia defensiva, algo destacable en un fútbol tan abierto, frágil en elementos tácticos y pobre muchas veces en referentes bajo palos. Su AZ respondió al canon prototípico de los campeones, pues era el menos goleado del torneo, el que menos paradas tiene que hacer y el que menos remates recibe.

En ese aspecto, resulta fundamental la figura de Bizot, su experimentado portero, que tras años en el Genk, encontró su mejor desarrollo en Alkmaar. Sobrio, seguro, no excesivamente alto, pero con liderazgo bajo palos. Record de partidos sin recibir goles en su país (18) y en toda Europa (27). El nombre determinante en defensa ha sido Koopmeiners, un pivote defensivo que, debido a su desarrollo, amplitud y capacidad goleadora, sumaba siempre muchísimos aportes globales, pero que este curso dio un paso adelante brutal. Mediocentro táctico pero creativo a la vez. Y es que hasta jugando muchos de los partidos como central, fue el epicentro defensivo, iniciador y primer punto de transición. Capitán, líder, de enorme disparo con la zurda y encargado de faltas y penaltis. Suma 11 goles, cifras poderosas para un central o mediocentro posicional. No ha llegado a un a debutar en la selección orange absoluta pero está a un pasito tras ser intocable en la U21 estos años. En este gráfico de comparativa de pases en la temporada Eredivisie, claramente es Koopmeiners el pasador más sobresaliente del campeonato.

El lateral zurdo Wijndal, de enorme despliegue y grandes centros (ojo porque tiene sólo 20 años y está en manos de Mino Raiola para inmediato salto) y el diestro Svensson, llevaban ya 7 asistencias este curso, el también noruego Midtsjo y el ‘10’, De Wit, merecen ser nombrados por ofrecer solvencia medular, ya que lo que tienen por delante, simplemente es arrollador. Porque este AZ es, ante todo, lo que reflejan sus tres delanteros. Un tridente atractivo y que despega desde cierto anonimato.

El primero, comandando el ataque, es Myron Boadu (del que ya os hablé en anteriores reportajes), porque su velocidad, potencia, anticipación y animosidad para presionar, combatir y pelear ante los defensas rivales, le ha dado enorme rédito. Tanto, que con sólo 19 años y ya 20 goles esta temporada, alcanzó la llamada de la selección nacional y marcó ante Alemania. Estaba en su punto clave. A su lado, como compañero de generación y de cantera, pues también es producto propio, está Calvin Stengs. Se trata de un atacante de diferentes roles, capaz de aparecer más retrasado, ser extremo para tirar diagonales desde la derecha para su gran remate de zurda, animoso, rápido, vertical, veloz y que aparecer en zonas intermedias y también en finalización. Para muchos, es el mejor valor del AZ y explotará definitivamente en cuanto le den opción en un club élite, algo que tras este curso, sus 21 años y ser llamado por Holanda, está al caer. Completa ese trío el hlandés de origen marroquí, Oussama Idrissi, que tras ser criado en el Feyenoord y debutar en Groningen en el primer nivel, llegó al AZ el pasado año y explotó este curso, donde sumaba 8 goles siempre partiendo desde extremo izquierdo, aunque con perfil más desequilibrante, potencia, aceleración, cambios de ritmo y principal jugador para buscar alternativas individuales que diferencien sus variable ofensiva.

En este primer gráfico de "Tiros recibidos VS % paradas", se refleja que el AZ tiene mejor porcentaje de paradas que el resto y que recibe pocos disparos e incluso si se los compara con los del Ajax, sus porteros dan mejor rendimiento (el tamaño de los círculos son los goles recibidos). En los dos gráficos restantes, se contempla la relación entre la distribución de "Goles anotados y los 'Expected goals'" (cuánto mas positivo, más aprovecha sus ocasiones y cuanto más negativo, menos), lo que demuestra que el AZ aprovecha mejor sus ocasiones y curiosamente el Ajax es el peor de toda la Eredivisie.

Parece que el AZ Alkmaar tendrá que conformarse con asumir que la temporada que podía haberlo consolidado como club poderoso de los Paises Bajos, de incluso poder servir para retener a sus estrellas jugando la próxima Champions y hasta de crear una base para seguir progresando, quedará mermada con esa segunda plaza que deja muchos más interrogantes. Quizás con los años, nadie recuerde en exceso lo que este club lograba en un curso completamente histórico por circunstancias anómalas, pero nunca se olvidarán de la vez que fueron campeones, aunque no les dejaron serlo.

* Gráficos - Alberto Rodríguez (Sports Data Analytics / Stratebi)


source: SportMob

DISCLAIMER! Sportmob does not claim ownership of any of the pictures posted on this website. Again, we do not host pictures or videos ourselves. Our authors merely link to the rightful owner. Lastly, Sportmob have carefully considered and reviewed all of its content. Despite that, it is possible that some information might be out-dated or incomplete.