logo

La preparación del Barcelona, bajo discusión

Mon 27 April 2020 | 14:40

Después de Abidal y Malcom es Braithwaite quien advierte que "puedo con mucho más" con respecto al trabajo que realiza en el club.

La preparación física del Barcelona sigue en entredicho a pesar de que fue uno de los motivos de la destitución de Ernesto Valverde el pasado mes de enero según reconoció entonces el secretario técnico, Eric Abidal. "Algunos jugadores no trabajaban mucho con él" se le escapó al francés, al que el club apartó del plano público y ya no se ha vuelto a hablar del tema. Hasta que la semana pasada fuera Malcom Silva quien admitiera que "en el Zenit entrenamos mucho más" y que "por eso me lesioné, en el Barcelona estaba acostumbrado sólo a unos cincuenta minutos de entrenamiento".

El brasileño se refirió a la preparación en el club de una forma desenfadada pero destapó lo que puede ser una de las claves de la falta de regularidad esta temporada. De acuerdo, Malcom trabajó con Valverde pero hay que tener en cuenta que tampoco con Quique Setién ha cambiado demasiado la carga de trabajo a pesar de las dobles sesiones con las que el cántabro se presentó en el vestuario durante sus dos primeras semanas. De hecho, de las recientes declaraciones de Martin Braithwaite a DRSport se puede desprender que, en efecto, tampoco con Setién la intensidad de trabajo ha aumentado particularmente.

"Puedo con mucho más" de lo que hace en el club señala el danés para aclarar que "el entrenamiento del Barcelona es sólo un tercio de lo que hago". El delantero realiza estas declaraciones en un contexto en el que se refiere a sus ganas de comerse el mundo mientras forme parte de la plantilla azulgrana asegurando que "no hay nadie que entrene y trabaje tan duro como yo" pero devuelve a la superfície un debate que nunca ha acabado de resolverse, especialmente teniendo en cuenta los informes desvelados por As que desaconsejan jugar cada tres días como puede suceder para liquidar las distintas competiciones, aunque sea a puerta cerrada.

Es una circunstancia que no deja de sorprender pues el equipo siempre ha sostenido que jugar cada tres días es la mejor forma de mantener el tono físico y que aumentar la intensidad en las sesiones puede aumentar el riesgo de sobrecarga. Sin embargo, eso puede funcionar cuando hay rotaciones. Si no las hay sólo trabajan los titulares mientras que los suplentes acaban convertidos en outsiders, desconectados tanto física como mentalmente del once. Es algo que Setién y su staff deberán tener en cuenta ante lo que venga, sea lo que sea.


source: SportMob

DISCLAIMER! Sportmob does not claim ownership of any of the pictures posted on this website. Again, we do not host pictures or videos ourselves. Our authors merely link to the rightful owner. Lastly, Sportmob have carefully considered and reviewed all of its content. Despite that, it is possible that some information might be out-dated or incomplete.