logo
My Profile

Los penaltis no señalados a Brahim y Casemiro causan la ira del Real Madrid contra el VAR

Sun 20 October 2019 | 9:57

En el encuentro ante el Mallorca, el Real Madrid no entiende cómo no se pitaron dos penaltis cometidos sobre Casemiro y Brahim

El Real Madrid se marchó sin los tres puntos de Mallorca... y con enfado con el VAR. El cuadro blanco se quejó de que hubo dos penaltis que no se pitaron y ni siquiera se revisaron con el vídeo arbitraje y que pudieron haber supuesto el cambio del encuentro a su favor. 

El cuadro de Zidane reclamó en primer lugar una pena máxima sobre Casemiro cuando agonizaba la primera parte del choque en Son Moix. El jugador brasileño fue derribado por Baba en el área, pero el colegiado del encuentro, Alberola Rojas, no vio nada punible en esa acción, generando indignación e incredulidad en los jugadores merengues. 

Es más, no solo no pitó lanzamiento desde los 11 metros, sino que el árbitro señaló fuera de juego del propio centrocampista. Corría el minuto 41 y por pocos centímetros, Alberola Rojas entendió que fue Casemiro el infractor de una jugada ilegal. 

Sin embargo, en el forcejeo entre ambos jugadores, se puede observar que no existía fuera de juego del jugador del Real Madrid. A pesar de ello, el colegiado encargado del VAR, Iglesias Villanueva, tampoco vio nada punible en la acción y es lo que hizo que Alberola Rojas no fuera ni siquiera a observar la jugada en el monitor del VAR que hay en el campo. 

Ya en la segunda parte, se produjo la segunda acción de la que se quejan los jugadores del Real Madrid, que perdieron el liderato ante el Barça con la derrota en el estadio de Son Moix. 

A pocos minutos del final del encuentro, más concretamente en el 86, se produjo otra jugada polémica en el área del Mallorca. Brahim Díaz, que debutaba esta temporada, y Salva Sevilla fueron los protagonistas. 

El jugador del cuadro local agarró con insistencia al extremo del Real Madrid, lo que limitó de forma significativa el movimiento en el área del ex del Manchester City. A pesar de lo clara que era la acción, nadie en el cuerpo arbitral del campo ni en el VAR vieron que fuera suficiente para señalar la pena máxima. 

De nuevo, Alberola Rojas no fue al monitor de VAR situado en el campo mallorquinista para revisar la acción, y que, como la de Casemiro, podría haber cambiado en gran parte el devenir del encuentro. 

No es la primera vez que el cuadro de la capital de España se queja del vídeoarbitraje. Uno de los casos más famosos fue el penalti no señalado sobre Vinicius en el Real Madrid - Real Sociedad de la pasada temporada. Sin duda, el equipo de Concha Espina y el sistema de vídeo para detectar acciones polémicas no son conceptos compatibles en muchas ocasiones. 


source: SportMob