logo
My Profile

Dudas en el Real Madrid antes de la final por evitar la Europa League

Sun 20 October 2019 | 9:13

La derrota en Mallorca ha abierto numerosos frentes con dudas de cara a la final ante el Galatasaray por evitar la Europa League

El Real Madrid empieza a afrontar el siguiente compromiso de la Liga de Campeones, en el que tiene que viajar a Turquía para medirse al Galatasaray. Un duelo que a priori no tendría que ser decisivo, se ha vuelto más importante que nunca para los de Zidane, ya que una derrota les podría condenar a la UEFA Europa League, una circunstancia inédita para los blancos. 

Y es que, después de la derrota en Mallorca, las dudas han crecido de forma exponencial. Especialmente en defensa, donde el cuadro mallorquín hizo lo que quiso. La entrada de Militao, lejos de intimidar a los delanteros locales, solo hizo más que envalentonarles. La actuación del brasileño en Son Moix no invita precisamente al optimismo, ya que se mostró muy lejos de su mejor nivel. 

Además, en los laterales, no hubo demasiados motivos para el optimismo. Álvaro Odriozola, otro de los menos habituales, tuvo una gran oportunidad para reivindicarse ante la ausencia de Carvajal. 

Sin embargo, no fue así. De hecho, el ex de la Real Sociedad terminó siendo expulsado, ya que el colegiado le mostró una doble tarjeta amarilla, y por la que su compañero de equipo, el guardameta Thibaut Courtois, le echó una pequeña reprimenda en Movistar La Liga después de acabar el encuentro. 

"En la primera amarilla dio en la pelota, la segunda es justa. Creo que en ese momento con tarjeta no hay que hacer falta, pero bueno es la adrenalina. Jugar con 10 era más complicado", expresaba el belga sobre el defensa. 

Otro de los focos en los que han crecido las dudas es en el ataque. En Son Moix, Zidane optó por alinear a Benzema y Jovic, y el resultado no fue el esperado. El delantero serbio solo tocó el balón 25 veces y fue el jugador que menos pases intentó, con 12. 

8 remates y cero entre los tres palos es el desastroso balance del ex del Eintracht de Frankfurt en este inicio de temporada, en el que no termina de encontrar su mejor versión. 

El mejor en el ataque merengue fue Vinicius. El brasileño, a pesar de su falta de eficacia de cara a puerta, fue el que llevó el peso de la delantera blanca y lo intentó todo para remontar el encuentro, aunque sin éxito. 

En definitiva, hay muchos aspectos en los que el Real Madrid debe mejorar sino quiere caer a la segunda máxima competición continental, algo que nunca han hecho en una fase de grupos de la Champions. Todo queda en manos de Zidane y los suyos. 


source: SportMob