logo

Rousaud planta cara: "La corrupción dentro del Barcelona es demostrable"

Tue 14 April 2020 | 17:19

El ex vicepresidente insiste en la mala praxis económica en el seno del club azulgrana y promete defenderse en los juzgados.

Emili Rousaud está dispuesto a ir a la guerra legal contra Josep Maria Bartomeu. Ni un día ha tardado en responder a las intenciones del Barcelona de proceder con una demanda legal a raíz de sus explosivas declaraciones en RAC1 insinuando que alguien había metido mano en la caja para luego matizar en la Cadena SER que "no ha sido nadie de la junta directiva". Ante la querella a la vista del club el hasta la semana pasada delfín de Bartomeu ha enviado un comunicado en el que se reafirma en sus declaraciones e incluso se atreve a ir más allá.

"La existencia de CORRUPCIÓN en el seno del club queda patente en el hecho ya demostrado que hayan desmenuzado contratos entre compañías vinculadas (una radicada en un paraíso fiscal que vulnera la ley de prevención de blanqueo de capitales) a fin de evitar los controles internos, las aprobaciones por parte del Comité de Adjudicaciones (que vela por la compra a precios de mercado) y de la junta directiva" dispara Rousaud.

Además, asegura que "las afirmaciones categóricas que he efectuado para con este asunto son absolutamente ciertos y demostrables" y que "en su momento puse en conocimiento del club estas irregularidades que pueden ser constitutivas de delito". Y, por supuesto, se muestra abierto a defenderse en la misma medida que se le ataque a través de los tribunales, según expresa. "Me reservo el derecho a llevar a cabo las acciones que en derecho procedan en defensa de mis legítimos intereses y derechos, especialmente al considerar, por todo lo anteriormente indicado, que la querella anunciada podría ser constitutiva de un delito de denuncia falsa y de un delito de injurias dado que su finalidad real podría ser únicamente manchar mi honorabilidad personal".

Es evidente que por ahora no hay tregua posible ni se espera que suceda en el corto plazo. Es más, hasta conocer las conclusiones de la auditoría interna a raíz del escándalo de las redes sociales no se esperaban grandes acontecimientos después de que el club moviera ficha tras la junta del lunes amenazando con querellarse contra Rousaud pero el ex vicepresidente acepta el desafío. Es decir, la próxima batalla con Bartomeu se dirimirá en los tribunales.


source: SportMob
Noticias relacionadas