sportmob

Por qué al Barcelona le urge más vender jugadores que fichar

El club azulgrana debe ingresar 124 millones en ventas o entrará en pérdidas el mismo verano que pretende incorporar a Neymar y Lautaro.
Por qué al Barcelona le urge más vender jugadores que fichar

El mercado que viene y cuándo lo haga preocupa, y mucho en el Camp Nou. Especialmente porque la secretaría técnica tenía un reto con doble tirabuzón pensando en recuperar a Neymar Da Silva y en fichar a Lautaro Martínez como relevo generacional de Luis Suárez, sin olvidar que también busca un centrocampista y un central, sin que pueda descartarse tampoco la llegada de algún que otro lateral. Pero para todo eso hace falta mucha liquidez y el Barcelona en estos momentos ni siquiera sabe si podrá cumplir con los 124 millones de euros previstos en ventas antes del 30 de junio en el presupuesto para esta temporada.

El club hace semanas que tiene a media plantilla en venta pero todavía no ha recibido ninguna gran oferta para traspasar a los ocho jugadores que tiene en el escaparate -Norberto Neto, Samuel Umtiti, Junior Firpo, Nélson Semedo, Ivan Rakitic, Arturo Vidal, Philippe Coutinho y Martin Braithwaite, quien sabe si también Carles Aleñá y hasta Antoine Griezmann-, todavía le falta más de la mitad para alcanzar el statu quo establecido y el mercado, por lo menos en el corto plazo, previsiblemente será a la baja y con precios muy menores a lo que se ha visto en los últimos veranos como advierten los expertos.

El club, pues, tiene ante si el reto de lograr sostenibilidad económica primero para cerrar los balances y después para fichar a dos de los jugadores más caros del mercado en plena crisis, la que ha generado la expansión del CoVid-19 y que ha obligado a paralizarlo prácticamente todo. La buena noticia es que la FIFA ya ha aclarado que el final de la temporada, y también el cierre del ejercicio financiero, no será el próximo 30 de junio sino que verá retrasada su fecha, la cual establecerá la federación de cada país, en este caso la RFEF, que todavía no se ha pronunciado al respecto.

Además de este margen temporal, que puede alargarse hasta el mes de agosto si finalmente la Champions League acaba resolviéndose este mismo mes como se planteó en la reunión entre la UEFA y la ECA del lunes por la mañana, el Barcelona también está pendiente de recibir varios pagos por los traspasos de André Gomes y Carles Pérez, entre otros. De todas formas, urge lograr al menos una o dos grandes ventas antes del cierre, sea cuando sea, para evitar que haya pérdidas y presentarse al mercado con al menos garantías de poderse llevar a uno entre Neymar y Lautaro.

Source: SportMob