logo

El Barcelona echa de menos a Dani Alves y sigue buscando un lateral

Sun 12 April 2020 | 13:19

Desde la marcha del brasileño, el carril derecho ha sido foco de debate y el club no ha encontrado todavía la pieza que encaje en el esquema

El 9 de junio de 2015, los aficionados del Barcelona recibían una de las mejores noticias en un equipo que empezaba a dejar signos de decadencia; Dani Alves aceptaba la oferta de renovación y continuaría en el club.

Pese a los rumores de su salida y de celebrar el triplete con lágrimas y un discurso muy emotivo, el que ha sido probablemente el mejor lateral derecho en la historia moderna del club catalán decidía prorrogar su contrato dos temporadas más. Sin embargo, la firma fue tan solo un espejismo, un parche que no pudo soportar la tensión entre jugador y directiva, que finalmente se acabó menos de un año después de la foto oficial. En verano de 2016, Alves ponía fin a su etapa azulgrana tras 8 años de éxitos. Y al Barcelona le surgía un gran problema.

La ardua tarea de reemplazar al brasileño, un jugador que a día de hoy acumula más títulos incluso que mismísimo Leo Messi, no fue sencilla, y podríamos atrevernos a decir que todavía en la actualidad sigue pendiente. Douglas, Montoya o Aleix Vidal no pudieron ni siquiera maquillar el tremendo vacío en la derecha azulgrana, magnificado por la falta de conexión con Messi, dueño del carril derecho en la faceta ofensiva y que con Alves ofreció tardes de gloria a todos los culés en la que fue mejor banda del mundo.

La fortuna, aunque también el sacrificio, hizo brotar a un inesperado lateral; Sergi Roberto. El centrocampista de La Masia, reconvertido como medida de urgencia, se adaptó notablemente a la posición y cumplió con creces mientras la secretaría técnico tiraba palos de ciego en el mercado. Finalmente, en verano de 2017, el club tomó una decisión acertada y fichó del Benfica a un poco conocido Nelson Semedo. El portuguésmha sido el mejor en la banda desde que Alves se marchara pero todavía sigue mostrando luces y sombras; el debate sigue abierto.

Y mientras en los despachos se sigue buscando una solución, una nueva incógnita aparece. ¿Apuesta de futuro o rendimiento inmediato? El club cuenta ya con dos prometedores laterales de cara al futuro. Moussa Wagué ya ha debutado con el primer equipo pero necesita pulirse y esta temporada acabó cedido al Niza. Por otra parte, Yan Couto, una de las promesas del fútbol brasileño, llegará este vereano a La Liga a cambio de cinco millones, con 18 años recién cumplidos. 

La opción inmediata pasa por Semedo. El luso ya sonó como moneda de cambio para poder hacer viable el regreso de Neymar y es uno de los nombres que está en el mercado. El Barcelona ha empezado ya a diseñar la plantilla del futuro y Semedo no está entre los transferibles pero sí entre los prescindibles. Ante la poca solvencia efectiva, los intercambios toman fuerza de cara al verano y jugadores como Joan Cancelo o Josua Kimmich gustan como trueque por el exBenfica.

Y entre todo este caos, Emerson. El lateral fichó por el Barcelona en una extraña operación conjunta con el Betis, donde jugará hasta junio de 2021, fecha en la que se abrirá la opción de compra por parte de los azulgranas. "Estoy preparado para jugar en el Barcelona", asegura el brasileño. . Su irrupción en La Liga ha sido positiva y ha sido uno de los nombres destacados en la campaña de los verdiblancos.No obstante, jugar en el Barcelona requiere de algo especial, algo que incluso algunos de los mejores como Riquelme o ibrahimovic no consiguen encontrar en el Camp Nou. Lo único cierto es que el Barcelona sigue echando mucho de menos a Dani Alves.


source: SportMob
Noticias relacionadas