logo

Cuando puedas ir a la peluquería… ¿cuál de estos curiosos peinados de futbolistas te harás?

Thu 02 April 2020 | 16:36

Por el confinamiento, no es posible ir a las peluquerías pero cuando puedas cortarte el pelo… ¿Por qué no imitar peinados extraños de futbolistas?

Desde que el maldito virus que todo está condicionando nuestras vidas en las últimas semanas, se instaló como algo intangible ante lo que hacer frente de fuerza a diario, hay muchas cuestiones que priorizar y que, desde luego, tienen a la salud como punto número uno. Pero con el paso de los días, la necesidad de reforzar la confianza con las posibles buenas noticias que vayan llegando para recuperar, cuando antes, la normalidad, son un estímulo al que agarrarse. Y es que cada día de encierro que el mundo está atravesando, el ritual es bastante parecido. Estamos haciendo deporte (o deberías) para mantenerte activo y en buen estado físico pero hay cuestiones que, incluso siendo constantes en esa tarea diaria, se escapan. Y es que cuando nos miramos al espejo, tras más de 20 días, uno de los recurrentes pensamientos es: ¡Qué pelos!

Sí, es la última de nuestras preocupaciones actualmente, pero es una realidad que con las peluquería cerradas por este parón global de las actividades laborales, es complicado mantener un ‘look’ que soporte tantos días. Quizás tuviste suerte y te cortaste el pelo justo cuando inició este proceso o quizás, incluso, no tengas problemas con el pelo de la cabeza porque hace tiempo que aparece rapado. Pero quizás, como es el caso de la gran mayoría, ni pudiste cortarlo a tiempo, ni tienes lo necesario como para poder afrontar tu mismo desde tu casa un corte que sea, al menos, digno. Por ello, cuando todos volvamos a la normalidad, tendremos pelo largo y opciones múltiples para dirigirnos al peluquero y pedirle ese ‘look’ que quizás nunca te atreviste a hacerte y ahora es tu momento. El fútbol siempre se caracterizó por mostrarnos algunos de los peinados más especiales, extraños y peculiares que nunca se habían visto. ¿Y si es el momento adecuado para copiar a algunos de estos futbolistas?

LEONARDO CUELLAR (México):

Es uno de los futbolistas más famosos del fútbol azteca por sus años en Pumas e incluso en la extinta NASL estadounidense. En uno de sus mejores momentos de forma, jugó el Mundial de 1978 con la selección mexicana y allí, su nombre pasó a la fama internacional. No por sus habilidades con la pelota, sino por su increíble cabellera, lo que le llevó a ser reconocido como ‘El León de la metro’. Un peinado que necesita cantidades de pelo que sólo se consiguen tras mucho tiempo sin cortar… por lo que es adecuado al momento actual. ¿Te animas a poner de moda las ‘greñas’?

No te pierdas a Mou, CR7 y Neymar, The Making Of, en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

ALEXI LALAS (Estados Unidos):

El Mundial de 1994 acudía por vez primera a la llamada mercantil del soccer que estaba intentando hacerse hueco en Estados Unidos y que pudo afianzarse entre su sociedad gracias a aquella cita mundialista. Sin embargo, cuando recordamos esa mítica Selección de USA, casi lo hacemos más por sus peculiares estilos de vestir y su moda, que por su habilidad con la pelota. Y mucha culpa de ella la tenían los peinados ultra peculiares que mostraron los Toni Meola (melena trabajada), Coby Jones (rastas marrones), Marcelo Balboa (bigote) y, desde luego, el gran Alexi Lalas. Da igual que el central estadounidense hubiera metido un gol de chilena en la finalísima del torneo, porque seguiría siendo más reconocido por su estilo ‘cowboy’ con perilla larguísima, pelos sin formato alguno y absolutamente pelirrojos. Una mezcla que, quizás, se antoja insuperable.

TARIBO WEST (Nigeria):

¿Imaginas tener la capacidad para adaptar tu peinado a los colores que defiendes durante tu carrera futbolística? Pues era lo que conseguía el central nigeriano más famoso de la historia. Sobre todo durante los años 90, Taribo podría haber decidido cualquier cosa, fichar por cualquier equipo, quebrantar cualquier tipo de ley o incluso convertirse en presidente de la ONU, que su fama jamás lograría equivalencia a la mediaticidad de sus peinados. Todos conocemos sus ‘moños’ pequeños, perfectamente adaptados a los laterales de su cabeza, detalladamente enlazados y con trenzas cortas que permiten doblarse con facilidad hacia arriba. Verdes cuando jugaba con su país, azules cuando lo hizo con el Inter e incluso rojos cuando se marchó el enemigo, Milan. Nunca alcanzó el nivel de juego al que predecía su fama por aquellos peinados pero… ¿Te atreverías a imitarlo?

RONALDO (Brasil):

Incluso los mejores futbolistas del planeta han tenido, en algún momento, un escarceo con sus peinados. La moda ochentera hizo mucho daño a la imagen de algunos de ellos, pero durante los 90, el entender el rapado como parte habitual de los futbolistas por ser un estilo que facilita su actividad, se naturalizó entre los profesionales incluso hasta nuestros días. Y así, rapado, aparecía normalmente uno de los mejores goleadores de la historia, Ronaldo. Sin embargo, cuando llegó el Mundial 2002 en Corea y Japón, el crack de la Canarinha debió entender que, al ser nuevo siglo, tocaba cambiar su imagen y ¡Vaya si lo cambió! No sé ni cómo catalogar tal peinado, pero su cabeza estaba completamente rapada a excepción de la parte delantera, donde se creó una especie de sombrilla que bordeaba toda su cabeza. Un desajuste increíble pero que le funcionó, pues fue el máximo goleador mundialista y ganó el título. ¿Qué salió mal?

EL SHAARAWY (Italia):

El fútbol moderno se estableció en nuestras vidas con la llegada de los años 90 donde todo se convirtió en imagen, en presencia y en iconos. Stephan El Shaarawy nació en aquellos años y, quizás porque tuvo la capacidad de mostrar su carácter en base a un peinado que representara su manera de ser, el italo-egipcio pronto logró que su habilidad con la pelota se entendiese a través de su alocado peinado. El ‘Faraón Azzurri’ fue uno de los primeros en mostrar un corte singular donde se mezcla rapado por la parte trasera, un degradado de capas en la zona lateral y en la opuesta, cortito pero fornido, hasta levantar una auténtica pirámide a modo de ‘cresta’ que culmine eficazmente un peinado digno del mejor de los peluqueros italianos. No sé si ahora que juega en China, habrá encontrado alguien tan habilidoso con las tijeras como él con la pelota pero ahí sigue su marca personal.

ABEL XAVIER (Portugal):

Quizás porque aquél Real Oviedo ‘noventero’ me caía extraordinariamente bien, este lateral o central portugués, también se ganó mis simpatías aquellos años. Sin embargo, aunque de ovetense ya se dejó ver con algún peinado curioso, a medida que su carrera explotaba en la selección lusa, encontró un auténtico filón de imagen. ¿Qué mejor que hacerse notar con un peinado especial? Era capaz de hacerse trenzas pegadas a la cabeza, de levantarse una cresta con rapados laterales o de cargarse una melena tremenda… pero siempre coloreada de platino, su color favorito. Tan famoso se hizo que quizás la gente ya ni recuerda que llegó a jugar en el Liverpool o en la Roma.

Desde esta temporada puedes seguir toda la Premier League en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

MANUEL LOCO (Angola):

Nunca podré olvidar el Mundial 2006 respecto a la representación de selecciones africanas porque allí estuvo, por vez primera, Angola. Y aunque mis ojos estaban puestos en Manucho (ex del Valladolid que acababa de sr fichado por el Manchester United) y hasta en su curioso look, nada pudo superar lo que ocultaba uno de sus anónimos futbolistas. Manuel Antonio Cange, apodado Locó, era lateral diestro de aquella selección y aunque su Mundial fue de lo más notable en la humilde selección africana, su peinado fue catalogado como el más peculiar del torneo. Un rapado que dejaba en la parte delantera de la cabeza, a modo de caída hacia la frente, una especie de flecos tremendamente llamativos (y surrealistamente utilizados en la cabeza) que ocupaban la parte con la que tocaba rematar cuando la pelota llegaba desde el cielo. No pasó de primera fase, pero su peinado, claramente, ganó el Mundial al más enrevesado.

DANI ALVES (Brasil):

Sabemos que el lateral brasileño jamás ha podido ocultar su amor por las vestimentas especiales y la moda es una de sus preferencias habituales, ya que demuestran su peculiar personalidad y refuerzan ese carácter tan propio que demostró durante toda su carrera. Sin embargo, los experimentos en moda son una cosa y los experimentos en la cabeza, son otra. Durante un momento de su trayectoria, Alves decidió dejarse una especie de ‘mota’ en la cabeza, a la altura de la cúspide, y rodeado de nada, pues el resto del cabello estaba absolutamente rapado. A él le debemos aun varios de los memes más famosos que circularon por la red aquellos días y que siguen siendo fijos en este tipo de recuerdos.

GERVINHO (Costa de Marfil):

Creo que conocí a Gervinho como futbolista cuando jugaba en el Le Mans con apenas 20 años y empezaba a llamar la atención con sus arrancadas, carreras y goles. Y, desde ese momento, el look era llamativo y su marca inseparable, pues melenas a modo de trenzas y rastas que caen hacia abajo, no son nunca peinados que pasen de largo. Y así fue toda su carrera en Italia, en Inglaterra y allá donde sigue marcando goles, pero lo curioso es que hace unos años, aquél peinado que sugería ingentes cantidades de pelo y trabajoso propósito diario por mantenerlo sano, evidenció una sorpresa. Y es que Gervinho, en realidad, padece calvicie y siempre utilizó ese pelo largo que aun tenía, para hacerse un ‘look’ que, a su vez, evitara que se pudiera notar su problema de alopecia (no pasa nada, amigo, todos lo tenemos que afrontar tarde o temprano). De ahí que siempre usara una diadema que apretaba con presión ese pelo hacia su frente y que no permitía ver ese secreto que el marfileño pretendió ocultar. No hace falta, pero tu peinado mola y la mayoría sería incapaz de hacérselo. ¿Os atrevéis ahora tras el encierro?

JAVIER MARGAS (Chile):

Jugó el Mundial 1998 con la selección chilena tras muchos años de éxito en Colo Colo, donde ganó la Libertadores. Tal fue su éxito, que durante algunos años alcanzó incluso la Premier League inglesa para jugar en el West Ham aunque la realidad es que allí, en suelo ‘Hammer’ fue más conocido por su look. Todo cubierto de un cierto espesor, sin ser muy ‘afro’, pero cargado, sin ningún tipo de degradado, similar en fortaleza en cualquier parte de su cabeza y, desde luego, muy aderezado con los colores de su club como tinte especial. Y claro, si tenemos en cuenta que el West Ham viste de morado y azul… a combinación le hizo ser único. Curiosamente, tras su retiro, Margas  se relajó y su adicción a la comida lo llevó a pesar 122 kilos que, con 50 años, decidió regalarse la solución, una cirugía bariátrica. Hoy, ya no está pasado de kilos pero sus peinados de antaño dejaron paso a un rapado más sencillo de ajustar cada mañana.


source: SportMob
Noticias relacionadas