logo

Sandor Szucs, el futbolista que fue ahorcado por amar

Wed 01 April 2020 | 14:29

Está considerado uno de los mejores defensores europeos de la década del 40. Figura del fútbol húngaro y amigo de Puskás.

No todas las historias de amor pueden tener un final feliz porque, entre otros factores, el mundo de los sentimientos no coincide a menudo con el mundo de las leyes. Sandor Szucs se enamoró, arriesgó por esos latidos que movieron su pecho y lo pagó con su vida. En su acta de defunción tendría que aclararse que murió por amor. Sin embargo, aquellos papeles informan que fue ahorcado por intentar “desertar” en la Hungría comunista.

¿Quién fue Sandor Szucs? ¿Por qué se llegó a este trágico desenlace? En este cuento, para una mayor comprensión, se debe ir por partes. Szucs, quien había nacido en 1921, fue uno de los mejores defensores de Europa durante la década del 40, integrante de una camada brillante de estrellas internacionales que no pudieron ganar una Copa del Mundo porque el torneo estuvo suspendido desde 1938 hasta 1950, debido a la Segunda Guerra Mundial.

Szucs, amigo de una leyenda del Real Madrid como Ferenc Puskás, jugaba en la Selección de Hungría y deslumbraba también en el poderoso conjunto húngaro Ujpest FC, club con el que ganó el campeonato local durante tres años consecutivos, desde 1945 a 1947.

Hasta aquí, el cuento parecía ideal, al menos visto con los ojos ajenos o con los ojos de la prensa. La narración de su libro personal cambiaría drásticamente en la primavera de 1950, en Budapest, cuando ingresó a la casa de Elizabeth Kovacs, de 21 años, cantante y actriz que comenzaba a ser reconocida en el país que ya estaba siendo gobernado bajo la influencia de la Unión Soviética de Stalin.

Szucs estaba casado y tenía dos hijos. Elizabeth, o Erzsi, según su nombre artístico, también estaba casada. De hecho, fue el marido de la artista, apasionado por el fútbol y aficionado del Ujpest, el que invitó a varios de los futbolistas de la plantilla para que conozcan su hogar y pasar una agradable jornada.

Y COMENZÓ EL AMOR… TAMBIÉN LA PESADILLA

Miradas cruzadas, comentarios atrevidos y propuestas arriesgadas. Szucs y Erzsi se enamoraron. Fue tanta la atracción que decidieron vivir una relación extramatrimonial. Claro que, debido a la fama de ambos (sobre todo la de él), ocultar ese amor fue casi imposible. Y el escándalo estalló, haciendo tanto ruido que llegó a intervenir el régimen húngaro a través de la famosa policía secreta, la denominada AVH. El vínculo amoroso era inaceptable para los valores que buscaba transmitir el gobierno.

La opción de resistencia para la pareja fue escapar rumbo a Italia, pero la única forma era hacerlo con ayuda de contrabandistas, cruzando primero a Yugoslavia. La operación tenía un riesgo alto: la propia vida.

La fuga se preparó, se tuvieron en cuenta decenas de detalles, pero el operativo fue un fracaso. La AVH se enteró de todos los movimientos y los pudo capturar. ¿Entregaron a la pareja? ¿Los traicionaron? Las sospechas de una posible denuncia anónima apuntaron hacia el vestuario del Ujpest.

El 6 de marzo de 1951, el mismo día del inicio de la fuga, fueron arrestados. Los llevaron a la tan nombrada calle Andrassy 60 (allí se encontraba la comisaría de la policía secreta), donde fueron torturados. Después llegó un juicio, y el 16 de mayo se conoció la sentencia: pena de muerte para Sandor Szucs, y cuatro años de prisión y cinco años de privación de actividad pública para Elizabeth Kovacs.

Nada pudo hacer Puskás para evitar que su compañero y amigo muera ahorcado, a pesar de los pedidos de clemencia.

¿QUÉ FUE DE LA VIDA DE ERZSI?

Luego de ser liberada, ganó un disco de platino tras vender más de dos millones y medio de copias. En 1964, se mudó a Alemania, más tarde a Suecia y regresó después a Hungría. Falleció en 2014, en Budapest, a los 85 años.

¿QUÉ FUE DE LA VIDA DE PUSKÁS?

Su desenlace ya es más conocido: se convirtió en uno de los mejores jugadores de la historia del Real Madrid, ubicándose también entre los seis máximos goleadores históricos de la institución merengue. Con la Selección de Hungría, por otra parte, disputó dos mundiales: 1954 (subcampeón) y 1962.

¿QUÉ FUE DE LA HUNGRÍA COMUNISTA?

Duró desde 1949 hasta 1989. La revolución húngara de 1956 tuvo el objetivo de despegarse de la Unión Soviética, pero el movimiento revolucionario terminó siendo derrotado.


source: SportMob
Noticias relacionadas