logo
My Profile

Sergio Ramos, camino de la leyenda con España

Sat 12 October 2019 | 17:14

Cuando empiece el partido en Noruega, el de Camas será el jugador con más partidos jugados con la camiseta de la selección española.

Cuando el 26 de marzo de 2005, Luis Aragonés hizo debutar a un joven lateral de Camas, pocos se pudieron imaginar que casi 15 años más tarde, ese mismo lateral, reconvertido en central y ahora como capitán de España, Sergio Ramos sería el jugador con más partidos jugados en la historia de la selección española. 

El defensa, por aquel entonces irrumpiendo en la élite, debutó con la camiseta nacional en un encuentro ante China. Empezó a ser habitual en los onces de Aragonés, hasta el punto de que en el Mundial de Alemania, de los 4 encuentros que disputó España (los 3 encuentros de la fase de grupos y los octavos de final ante Francia), en 3 Ramos fue titular y jugando los 90 minutos en cada uno de ellos. 

Antes de que diera comienzo el Mundial, Ramos ya supo lo que es marcar con la camiseta de España, ya que en un encuentro clasificatorio ante San Marino, anotó dos goles. No solo ahí, otro de los tantos más emblemáticos del sevillano fue en el encuentro ante Dinamarca, en el que los jugadores del combinado nacional vencieron por un gol a tres, y en uno de sus goles, obra precisamente de Ramos, comenzó el llamado 'tiki-taka' que trajo la era dorada de la selección. 

No solo eso. Ya en la Eurocopa que se disputó en Austria y Suiza, Sergio Ramos, exceptuando el encuentro ante Grecia, el último de la liguilla inicial, jugó absolutamente de todo, confirmando su buen momento defendiendo los colores de España, y con eso, consiguió su primer gran trofeo con la selección en aquella inolvidable final ante Alemania que España consiguió por un gol a cero, obra de Fernando Torres. 

Este fue el fin de la era de Luis Aragonés al frente de la selección. Llegó Vicente del Bosque al banquillo nacional, y siguió el legado del técnico de Hortaleza. En el siguiente gran torneo que disputó Ramos con España, la Copa Confederaciones de 2009, en la que cayeron en semifinales ante EEUU, el jugador del Real Madrid siguió siendo indiscutible, excepto en los dos encuentros jugados ante Sudáfrica. 

A pesar de la contundente derrota, los jugadores liderados por Casillas o Sergio Ramos no bajaron los brazos, ya que no había tiempo que perder, el Mundial de Sudáfrica estaba cerca. Ya en la Copa del Mundo, todavía como lateral, fue una de las piezas clave para la conquista del título. A pesar de la derrota en el primer encuentro ante Suiza, se levantaron y consiguieron ir derrotando a todos sus rivales para conseguir vencer a Holanda en la prórroga. 

Después del brillante triunfo, continuó el buen momento en las siguientes fases de clasificación. El siguiente gran torneo fue la Eurocopa del año 2012. Allí, Ramos fue clave, especialmente en las semifinales. 

En la tanda de penaltis ante Portugal, el central arriesgó de forma inesperada y lanzó su pena máxima a lo Panenka, anotando, por suerte, y siendo una de las claves para pasar una final en la que España arrolló a Italia por cuatro goles a cero. 

En el siguiente gran torneo, la Copa Confederaciones de 2013, Ramos fue titular casi siempre, incluso en la contundente derrota ante Brasil por tres a cero. Y llegó el Mundial 2014. En el desastre que supuso para España, el andaluz fue titular en los 3 encuentros, aunque sin mucho éxito, visto que la selección fue eliminada a las primeras de cambio tras ser goleada por Holanda y superada por Chile. 

De camino al siguiente gran campeonato, Ramos empezó a sufrir algunas lesiones y empezó a perderse algunos compromisos con la selección. Ya como capitán, el central fue titular siempre en el máximo campeonato continental, a pesar de que el equipo cayó en las primeras de cambio, ante Italia en octavos y cerrando así la era más brillante de la historia de España. 

Ya con Julen Lopetegui al mando, Hierro y Luis Enrique, Ramos siguió siendo titular indiscutible. Tras el sainete que concluyó con el cese del vasco, en el Mundial, España no pasó de octavos, donde cayó ante Rusia en la tanda de penaltis. A partir de entonces, tanto en la Liga de Naciones, como en la fase de clasifcación para la Eurocopa, Ramos ha estado en su versión más ofensiva. 

8 goles que han dejado el marcador en 21 dianas con la camiseta de la selección. 168 partidos, una marca histórica para un defensa de leyenda. 


source: SportMob