logo
My Profile

Camp Nou: Bálsamo para la crisis y brillo para sus fichajes

Tue 24 September 2019 | 8:44

Solo ha ganado dos de los seis partidos disputados esta temporada y han sido en Barcelona, por ello la visita del Villarreal se presenta como ocasión.

El Barça atraviesa una minicrisis tras la derrota en Granada que le ha hecho sumar apenas siete puntos en cinco jornadas. Nada grave en cuanto a puntuación, donde se sitúan a cuatro puntos de la cabeza, pero sí en cuanto a juego y sensaciones.

De momento el único bálsamo que está encontrando es el Camp Nou donde ha firmado dos grandes actuaciones en los dos partidos disputados en casa. 5-2 al Betis donde sobresalieron Griezmann y emergió Ansu Fati y otro 5-2 al Valencia donde Suárez y el propio Fati marcaron las diferencias. Por eso, tras la paupérrima imagen en Los Cármenes, toca mostrar su mejor versión en la Ciudad Condal donde reciben al Villarreal.

Lo cierto es que de los cuatro fichajes potentes para el primer equipo, solo De Jong en pequeñas dosis y un poco Griezmann han hecho asomar media sonrisa al socí. Junior jugó un mal partido ante el Granada en su primera oportunidad como titular y Neto no está ante la sombra tan alargada que es Ter Stegen. Como en el Real Madrid, de momento los fichajes no marcan las diferencias.

De Jong

Es el único que ha jugado todos los partidos y parece un fijo en el once de Valverde para ese rompecabezas que es el centro del campo. El holandés ha jugado en las tres posiciones de la medular azulgrana siendo su mejor partido el que disputó ante el Betis donde partió de interior derecho, pese a que su posición natural es la de pivote. Se espera más de un futbolista que domina los tiempos del partido, pero que salvo en contadas ocasiones no termina de enganchar con los de arriba y debe ser más certero a la hora de hacer el balance defensivo.

Griezmann

El fichaje más caro del Barça atraviesa un bache en su juego y sobre todo en su lado emocional. Se le ve tristón, lejos de aquel Griezmann bromista del Calderón y Metropolitano, y que salvo ante el Betis donde firmó un doblete y celebró su gol a lo LeBron James con confeti/polvos de talco, no ha aparecido. Primero por la ausencia de Messi y Suárez y la timidez del recién llegado que intenta ganarse a una grada arisca con su fichaje y después con la sombra demasiado alargada de ambos, no ha estado todo lo participativo, salvo en labores defensivas, que de un futbolista de su categoría se espera.

Júnior Firpo

Llegó al Barça envuelto en polémica por unos tuits escritos desde la inmadurez del adolescente criticando a Messi, pero con la alegría de quien ficha por uno de los grandes de Europa. Esperanza para ser el sustituto natural de Jordi Alba durante sus lesiones o baches en la temporada, lo cierto es que ante el Granada, partido donde tuvo su primera oportunidad, no ha brillado. Un error suyo propició el primer gol nazarí y no estuvo a la altura ni defendiendo ni atacando como de él se espera. Hay que tener paciencia, pero su carta de presentación no ha sido la mejor (quitando los diez minutos que jugó ante el Betis en su estreno).

Neto

Llegó en uno de esos trueques que muchos aficionados no entienden. Dejó la titularidad del Valencia para llegar a ser suplente de Ter Stegen, un portero que mucho y malo debe hacer para ser sentado. Pese a que el alemán ha encajado goles en todos los partidos ligueros (solo quedó su puerta a cero en Champions ante el Dortmund tras parar un penalti), parece indiscutible para Valverde por lo que Neto deberá aguardar a la Copa o a una lesión para hacer su debut.


source: SportMob
Noticias relacionadas