logo
My Profile

James Rodríguez, de transferible a indispensable en un mes

Wed 18 September 2019 | 8:49

James Rodríguez está viviendo una situación muy particular en su regreso al Real Madrid donde ha cambiado su rol en apenas un mes.

La situación de James Rodríguez ha dado un vuelco de 180º en poco más de un mes. El colombiano pasó de ver cómo el Bayern no ejecutaba su opción de compra y debía volver a un Real Madrid que tampoco le quería y le buscaba una salida a toda costa.

en el que iba a ser uno de los fichajes estrellas del verano, pero la unido a los pases de Marcos Llorente y Mario Hermoso al club colchonero (uno procedente directamente del conjunto blanco y el otro, previo paso por el Espanyol) hicieron que se frenara en seco la operación.

Moneda de cambio en operaciones

Pese a ello Zidane quiso desprenderse de su jugador y dio luz verde a que fuera incluido en cualquier operación del club, pero esta no llegó a fraguarse ya que ni PSG (en la operación Neymar), ni Manchester United (en la operación Pogba) quisieron cambiar cromos y aceptar dinero. Ni siquiera la Juve, otro de los clubes que se interesó por el colombiano, logró hacerse con sus servicios.

Esto hizo que la temporada comenzara incómoda para el técnico francés que acumulaba mediapuntas en su equipo, pero que veía cómo apenas contaba con jugadores de mediocampo para los encuentros.

Empezó la temporada yendo convocado a Vigo pero sin gozar de ningún minuto, una situación que cambió ante el Valladolid a la fuerza por la sanción de Modric y que hizo que Zidane tuviera que alinear al colombiano para reforzar la parcela ancha, jugando por detrás de Benzema.

Dos años después volvió a vestir la camiseta del Madrid

Ese 24 agosto y tras casi dos años, James volvía a ponerse la camiseta del Real Madrid, un equipo al que llegó como Pichichi del Mundial de Brasil y cuya vuelta fue aplaudida por la grada del Bernabéu, gustosa de jugadores de talento.

Una lesión le privó de jugar en Villarreal, pero de nuevo la baja de Modric (esta vez por lesión) hizo que el colombiano fuera titular en el encuentro liguero ante el Levante volviendo a destapar su clase. Una asistencia a Benzema, su mejor socio de la actual plantilla en el pasado (9 pases de gol le regaló al galo quien le obsequió con 4), permitió al francés firmar un doblete y a James ser de nuevo aplaudido por la grada blanca.

. Lo cierto es que el ahora ‘16’ blanco ha visto cómo la vida le daba una segunda oportunidad y se ha subido en marcha a un tren del que no se quiere bajar. Zidane tiene un nuevo (y muy talentoso) soldado para la causa.


source: SportMob
Noticias relacionadas