logo

La Futbolteca de Goal: La Champions de la MSN en 2015

Fri 20 March 2020 | 10:22

Del desastre a la gloriosa. El Barça pasó de ceder su reinado en cada torneo, a brillar con un triplete histórico cuyo torneo europeo fue un colofón.

La magia del fútbol radica en su naturaleza absolutamente cambiante e indefinible. Tanto, que el Barcelona acabó el curso 2013-14 perdiendo la Final de Copa ante el Real Madrid y cediendo el título en la última jornada ante el Atlético de Madrid en su propio Camp Nou. Una etapa gris que, justo cuando parecía tocar fondo como proyecto, se reactivó de la mejor manera posible con un ‘triplete’ histórico (Liga-Copa y Champions) que pasará a la leyenda como una temporada especial. El lacito al curso perfecto, lo puso su quinta Copa de Europa.

La Juventus, exponente perfecto de cómo sobredimensionar sus resultados en situaciones límite, venía de adueñarse de la Serie A un año más y, quizás inesperadamente, colarse en la finalísima europea. Pero la inercia de un Barcelona crecido, confiado y con sus atacantes en estado de gracia, allanó cualquier sorpresa y sostuvo la cita clave con la eficacia de quien responde a su favoritismo sin paliativos.

Casi nada más empezar, el dominio de posesión y tiempos fue tan evidente, que el Barcelona propuso ritmo asociativo muy alto. Así llegó, a los 4 minutos, un rápida internada de Iniesta apareciendo en el área tras pase de Neymar y, el manchego, regalaba con facilidad a Rakitic, que rematada libre con la zurda en el punto de penalti. El gol sirvió para tranquilizar aun más la firmeza azulgrana, aunque no cerró el partido en diversas llegadas que habrían certificado la victoria.

Morata, en la segunda mitad, aprovechó un despeje de Ter Stegen para empujar a placer y sumar un empate inesperado que, con celeridad, el Barcelona desactivó. Un contragolpe cuando el duelo se partía, permitió a Luis Suárez rematar sin oposición tras rechazo de Buffon, uno de los protagonistas de la noche con sus intervenciones. La ventaja hizo arriesgar a la Vecchia, dejando espacios que, tras varios contragolpes, aprovechó Neymar para sentenciar de fuerte zurdazo.

Los culés tenían su quinta Copa de Europa en las manos de Xavi Hernández, que la levantó al cielo de la noche de Berlín para recalcar que, en ese momento, no había ningún equipo más eficaz, constante y ganador que el FC Barcelona.

ALINEACIONES

EL RESUMEN, EN VÍDEO


source: SportMob
Noticias relacionadas