logo

Entrevista a Fran Sol, español que juega en una de las pocas ligas no suspendidas

Mon 16 March 2020 | 12:25

"En Ucrania seguimos jugando aunque han cerrado fronteras, pero deberíamos centrarnos todos en nuestra salud”

El delantero español del Dinamo de Kiev nos relata cómo está siendo jugar la Liga Ucraniana mientras casi la totalidad del fútbol planetario está parada en seco por el coronavirus.

“Con este virus y las malas energías que está repartiendo por el mundo, la verdad, no apetece jugar al fútbol y concentrarte en algo que, realmente,  aunque sea muy importante para todos, lo más determinante ahora es la salud”.

Son palabra de Fran Sol, el delantero español que milita desde hace más de un año en uno de los clásicos del fútbol de Ucrania, el mismísimo Dinamo de Kiev. El goleador madrileño es uno de los pocos españoles que disputa fútbol competitivo a nivel profesional, pues Ucrania es una de las pocas federaciones cuyo campeonato liguero no se ha visto excesivamente dañado por el coronavirus que arrasa la actividad futbolística del planeta. Es más, Ucrania ha sido durante este fin de semana, junto a Rusia, Turquía, Serbia, Bielorrusia y Hungría, los únicos campeonatos de Europa (curiosamente todos de la zona este del continente), en resistirse a frenar su fútbol por el maldito virus que todo lo está condicionando. 

“El fútbol ucraniano no ha parado aún. Ayer domingo, jugamos el último de nuestros partidos (Dinamo de Kiev 1-1 Desna) en el Olímpico de Kiev, que estaba vacío porque estamos jugando estos partidos todos en la Liga sin público en las gradas y con la mínima gente alrededor de la cobertura de cada encuentro”, analiza. 

Además, los clubes son conscientes de que, pese a estar bien aislados hasta ahora, nadie debe calmarse y toman medidas: “De momento, lo que nos han pedido y aleccionado desde el club es lo que ya estamos viendo que sucede en estas situaciones. Que no nos demos las manos con los compañeros, que evitemos los contactos, que nos lavemos las manos después de tocar cada cosa, que reduzcamos al máximo el halar con gente que no conozcamos porque nadie sabe su estado de salud y seguimos entrenando con esta serie de novedades de comportamiento”, relata Fran Sol.

El fútbol aun parece con currículum inmaculado, aunque todos los futbolistas saben que la situación puede cambiar: “Hasta este instante, no hay casos de futbolistas que hayan sido afectados por el virus pero, claro, si nos basamos en lo que nos han comunicado que este coronavirus se manifiesta la mayoría de veces muchos días más tarde, pues es todo un poco incierto. Por ello, yo sigo diciendo que lo más sensato sería parar y que hagamos todos esos 14 días de cuarentena para aclarar mejor la situación”, exterioriza el ex rematador que brilló en la Eredivisie antes de ganarse esta oportunidad en Kiev.

¿Por qué siguen jugando? Principalmente porque el impacto en la sociedad ha sido o es, al menos a estas horas, prácticamente nulo, aunque si hay casos muy concretos y aislados: “Es verdad que en Ucrania, teniendo en cuenta lo que hay en otros países, la situación aun es tranquila porque sólo hay tres contagios y una persona de más de 70 años que falleció, pero que tenía el coronavirus al igual que otras enfermedades porque estaba ya en un estado de salud más complicado”, explica Fran sobre el avance, aun pequeño, en el país.

Aun así, sabe que puede ser cuestión de horas la llegada de un comunicado oficial con noticias al respecto: “No han comunicado nada sobre si pararán la Liga Ucraniana o no, la verdad. Simplemente, al menos en mi equipo, hoy lunes y mañana martes tenemos libre, pero creo que algo pasará. Yo, te hablo a nivel individual y como opinión personal, intuyo que sí van a decidir algo en breve porque no tendría sentido que todos los campeonatos del mundo estén parando y nosotros seamos los únicos que no lo hagamos”, exterioriza siendo bastante honesto con la realidad que vive el mundo actualmente.

No obstante, pese a tenerlo bien controlado, Ucrania se ha movilizado a nivel estatal. Se ha ordenado la prohibición temporal de entrada para extranjeros y apátridas (hasta el 3 de abril) para contrarrestar la propagación del coronavirus, en decisión directa del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, aunque el delantero español ha tenido algo de cara en estos días, pues sus padres acababan de llegar a Kiev: “Gracias a Dios, en el aspecto de concentración profesional con mi trabajo, sí puedo tener la cabeza más metida en el fútbol que otros, porque tuve la suerte de que todo esto llegó con mi familia justamente aquí en Kiev conmigo. Resulta que fue mi cumpleaños el viernes de la pasada semana (13 de marzo) y mis padres habían venido aquí a celebrarlo conmigo pocos días antes. Por ello, nos ha pillado a todos juntos y no tengo que preocuparme tanto por eso, porque les dio tiempo a venir antes de que Ucrania cerrara las fronteras, que lo hizo apenas este domingo. Estamos aquí todos juntos y se pasa mejor”, comenta el madrileño.

No obstante, resulta peculiar que el fútbol en Ucrania se siga jugando cuando, por ejemplo, su campeonato de baloncesto ya tomó medidas drásticas respecto a su actividad y el coronavirus. Tanto, que fue la primera liga en decidirlo y las dos máximas competiciones (masculino y femenino) ya tienen campeón, siendo considerado como tal, el equipo que lideraba la clasificación en ese momento: Dnipro y Kyiv-Basket.

La enfermedad ha tenido mayor repercusión en el país porque una de sus más famosas celebridades, la actriz Olga Kurylenko (famosa por su papel de “chica bond” Quantum of Solace), mostró a trasvés de sus redes sociales que está infectada con coronavirus tras realizarse un examen y que llevaba más de una semana aislada. 

Por ello, nadie quiere fiarse pese al control y equilibrio de Ucrania: “Espero y deseo que salgamos de esto en breve, que todo vuelva a la normalidad y que, después de ello, podamos mantener nuestra vida normal. Hasta entonces, lo único que nos tiene que preocupar y en lo que de verdad deberíamos tener mucha determinación es en parar y controlar cuanto antes el crecimiento del virus. Todas nuestras vidas están ahora mismo relacionadas con ello por lo que… ¿Qué puede haber más importante que unir esfuerzos para ello?”, reitera con sinceridad Fran Sol desde Kiev, uno de los pocos epicentros futbolísticos de élite, que a estas horas sigue con actividad.


source: SportMob
Noticias relacionadas