logo

Setién quiere convertirse en la pesadilla de Zidane

Sun 01 March 2020 | 9:43

Es el único técnico de Primera que ha derrotado dos veces a Zidane en el Bernabéu y esta semana no ha parado de trabajar para lograr la tercera.

"Iré al Santiago Bernabéu a disfrutar" admitió esta semana Quique Setién en las páginas de La Vanguardia antes de visitar el feudo blanco por primera vez como entrenador azulgrana. Vive así, de hecho, desde que asumió las riendas del cuadro barcelonista hace un mes y medio y a pesar de que "soy consciente de la trascendencia del partido lo voy a vivir como si fuera mi debut como jugador" en un partido de estas características. Sin embargo, Setién cuenta con la ventaja de que no le viene de nuevo eso de jugar -y ganar- ante el equipo blanco en su propia casa.

No en vano el actual entrenador del Barcelona ha logrado derrotar al Real Madrid en dos ocasiones en el Bernabéu, siempre con el Betis. La primera, por 0 a 1, sucedió en septiembre de 2017 y la segunda, por 0 a 2, en mayo del año pasado. Es el único entrenador de Primera División que puede decir que ha derrotado dos veces a Zinedine Zidane en su propia casa y sabe que el equipo blanco llega tocado tras tres tropiezos consecutivos, un empate y una derrota en la Liga que le han costado el liderato y una derrota en la Champions League que deja a sus jugadores al borde de la eliminación europea.

Y precisamente a eso se agarra Setién. Al mal momento de un equipo blanco que está haciendo aguas en el primer tramo de la fase decisiva de la temporada. El cántabro no dejó pasar la oportunidad de ver en directo el rendimiento del rival del domingo frente al Manchester City, visto que Pep Guardiola es un entrenador al que admira y al que incluso fue a visitar al concluir el partido. "Siempre ha sido muy cordial conmigo" admitió en la misma entrevista a La Vanguardia para reconocer que no era la primera vez que iba a verle. Esta vez, sin embargo, señala que "hay cosas que hizo el City y que nos pueden valer porque podemos identificar su juego con el que hacemos nosotros".

Fue una conversación fugaz, en todo caso, pero Setién pretende que fuera productiva. En su mano está endosarle al eterno rival azulgrana el parcial más duro de la historia del Clásico con la que sería la quinta victoria consecutiva del Barcelona en el Santiago Bernabéu. Y por mucho que Setién diga que irá a disfrutar lo cierto es que lo hará en la misma medida que se lleve los tres puntos y abra brecha en el liderato con respecto al Real Madrid. Es por eso que no hubo apenas aterrizado de Nápoles se marchó directo al Bernabéu para ver cómo el City le metía mano al rival de mañana y para contrastar con Guardiola, "una referencia", el mejor camino para lograrlo. Porque Setién sabe mejor que nadie que el domingo tiene una oportunidad única para hacer historia.


source: SportMob
Noticias relacionadas