logo

Piqué entra en el club de los 500

Sun 25 August 2019 | 9:00

El central se convertirá hoy en el octavo jugador en alcanzar el medio millar de partidos oficiales con el Barcelona.

Gerard Piqué afronta la que será su undécima temporada en azulgrana, club que abandonó a los dieciséis años para hacerse con un sitio en el mundo del fútbol profesional en el Manchester United y regresar en 2008 de la mano de Pep Guardiola. Junto a Carles Puyol cimentó el eje de la defensa del mejor Barcelona de la historia moderna y hoy, ya como líder indiscutible de la zaga barcelonista, alcanzará el medio millar de partidos con la camiseta del club de su vida, algo al alcance de solo un puñado de elegidos.

Piqué siempre fue una 'rara avis'. No fue el primero en abandonar la Masía y tampoco el último. Es de los pocos, poquísimos, que ha jugado junto a Cristiano Ronaldo y Leo Messi y puede decir que ha celebrado la Champions League junto a ambos, primero en el Manchester United y luego en el Barcelona. Regresó a cambio de 5 millones de euros tras haber disputado muy pocos partidos a las órdenes de Álex Ferguson, que le reprochaba cierta actitud dispersa durante los partidos. Guardiola le convirtió en el complemento perfecto para Puyol. Y de ahí ya no se ha movido.

Cuando Puyol colgó las botas heredó su liderazgo en la zaga y, como el de la Pobla de Segur, también ha desarrollado un estilo propio yéndose al ataque. Hace una semana en San Mamés incluso acabó de delantero centro en busca de un gol que nunca llegó. Extrovertido hasta cotas insospechadas, ha ido suavizando su carácter bromista y , la última, la compra del Andorra, al que de momento ha llevado hasta Segunda B.

Quien sabe si ha sido la vena empresarial la que ha moderado su carácter bromista pero desde que redujo sus vaciles en público, a la vez que abandonaba para siempre la selección española, se hizo con un sitio en la comisión de capitanes, algo que tenía atragantado desde hacía años.

Cuando renovó en enero hasta 2022 el que puede ser su último contrato ya dejó entrever que su adiós no es tan lejano. "Era el Barcelona o nada" expresó entonces mientras muchos le ven como un candidato más que interesante a la presidencia del Barcelona. "Yo le votaría" aseguró Josep Maria Bartomeu, actual inquilino del sillón presidencial. De momento habrá que conformarse con verle de corto dos años más y eso no es poco. Luego ya se verá.


source: SportMob
Noticias relacionadas