logo

Los Beatles fueron el Atleti: Nunca dejan de creer

Tue 18 February 2020 | 22:00

Los reds, probablemente el mejor equipo de Europa, sucumbió a la magia del Metropolitano y a un Atleti que se puso el traje de las mejores faenas.

Simeone sorprendió a todos con su once que incluía a Lemar en detrimento del previsible cuatrivote con Llorente y en menor medida, Vrslajko en el lateral derecho dejando a Arias en la grada.

La Copa del Rey se puede ver esta temporada en DAZN. Suscríbete entrando aquí por 9,99€ al mes con el primer mes de prueba gratuito

El Metropolitano mutó en el Calderón para crear ese clima propio de las grandes citas donde un mosaico gigantesco con miles de cartulinas rojas, blancas y azules y el oso del escudo comandando el tifo llenó de misticismo el feudo colchonero. Todo ello después de que miles de aficionados acudieran a la llamada por redes sociales para alentar al equipo a su llegada y antes de que enmudeciera el estadio con 68.000 gargantas cantando el himno a capela.

El partido no pudo empezar mejor para el Atlético quien recuperó esa vieja consigna de salir a morir y sorprendiendo al mejor equipo de Europa se adelantó gracias a un gol a la salida de un córner de Saúl, ese futbolista multiusos y autor de los goles importantes en las grandes citas.

Los reds dieron un paso adelante y embotellaron al Atlético pero ni Fabinho ni sobre todo Salah, quien se preparaba para firmar el empate con un remate desde el punto de penalti cuando se topó con la cabeza de Felipe, acertaron. El Atleti también la tuvo en las botas de Morata quien no acertó en el mano a mano con Alisson.

El partido pudo cambiar si el colegiado hubiera amonestado a Mané por sacar a pasear el codo en un salto con Vrsaljko en la última jugada de la primera mitad. Le perdonó la segunda amarilla ante las quejas de los rojiblancos y el murmullo desde la grada. Eso sí, tras el descanso y por si las moscas, ya no saldría.

Tras paso por vestuarios vuelta al plan inicial con Lemar al banco y Llorente al campo para arroparse con el cuatrivote. Salah volvió a tenerla tras la reanudación pero no era el día del egipicio. Tampoco el de Morata, que en una contra y tras el pase de la muerte de Lodi no consiguió engancharla cuando estaba solo frente a Alisson.

Intercambio de golpes en el tramo final estériles  pero con la gran noticia de la vuelta de Diego Costa tras más de 100 días ausente por una hernia discal cervical. Sustituyó a Correa y recibió el cariño de la grada con una ovación de las que hacen época.

Tensión en los minutos finales para acabar sellando un 1-0 muy valioso y demostrar al equipo de moda en Europa, ese que comparan con los Beatles, que el Atleti se crece en las grandes ocasiones y que hace bueno el lema de "nunca dejes de creer"


source: SportMob
Noticias relacionadas